Somier de láminas

Mostrando todos los resultados (2)

Mostrando todos los resultados (2)

Para disfrutar de una cama de calidad, se debe asociar su colchón con un somier o base adaptada. De forma general, los somieres de láminas están adaptados para todos los tipos de colchones. Pero distinguimos diferentes gamas de somieres de láminas.

¿Cómo valorar la calidad de un somier de láminas?

El confort asociado con un somier de láminas depende principalmente del número de láminas del que dispone. Cuanto mayor sea el número, mayor será también el apoyo aportado al cuerpo. En términos de confort, se debe pues estar atento a este criterio, en particular para las personas que sufren dolores de espalda. En general, se recomienda optar por somieres que ofrecen unas quince láminas. Por debajo, el apoyo está demasiado disperso para garantizar una verdadera sujeción. Con más o menos unas veinte láminas, el apoyo es cómodo y el somier es entonces, en términos de suspensión, una base perfecta para el colchón, que ya asegura en parte este papel.

Las características de las láminas, por su parte, son otro indicador de rendimiento para el somier. Distinguimos entre varios tipos, ya sea por su forma de fijación o su composición. Las láminas fijas se limitan a sostener el colchón, aportan una firmeza determinada pero no disponen de las capacidades de adaptación a los movimientos de las láminas llamadas articuladas que aumentan el confort. En términos de composición, se optará preferentemente por láminas de madera maciza. No solo porque son flexibles, sino también porque permitirán una mayor resistencia y, de este modo, durarán más.

Las ventajas de comprar un somier de láminas

Los somieres de láminas son los más corrientes ya que se distinguen por su relación calidad-precio, considerada como una ventaja frente a los diferentes tipos de somieres. Los precios cambian, según los modelos y las gamas.

La estructura de los somieres también es una baza relevante a tener en cuenta, en particular por su impacto en la ventilación. Facilitada por los espacios presentes entre las diferentes láminas, la ventilación es un elemento primordial a tener en cuenta en la elección de un somier. Se trata pues de una de las ventajas más importantes de los somieres de láminas, respecto a otros tipos de somieres. Según los modelos, el número de láminas cambia. Contamos en general unas quince de media. Este número permite a la vez conservar una distancia entre cada lámina, para lograr una buena ventilación y beneficiar de un buen apoyo para todo el cuerpo.

Somieres de láminas – Gigante del Colchón

Siempre desde un punto de vista higiénico, los somieres de láminas se distinguen por su facilidad de mantenimiento. En cuanto a la limpieza, basta con levantar el colchón para poder acceder a las láminas y lavarlas, para quitar el polvo. Esta sencillez de acceso también es una ventaja en caso de cambio de lámina. No es necesario tener que desmontar totalmente el somier, ya que todas las láminas están accesibles. Basta simplemente con quitar la o las láminas dañadas, y volver a colocarlas.

Dentro de los modelos que ofrecemos en el Gigante del Colchón tenemos la marca Bossflex, donde presentamos el somier de laminas Basic con 16 laminas en medida de cama matrimonial. Y por otro lado ofrecemos uno más avanzado que es el somier de laminas Basic Plus con 48 laminas para medida de cama matrimonial que proporciona funciones de ergonomía. Ambos con 5 años de garantía