Canapé abatible

Mostrando todos los resultados (5)

Mostrando todos los resultados (5)

La diversidad de los tipos de somieres y bases permite a cada cual componer una cama que corresponde al uso que desea tener. Debido a la falta de espacio o a la necesidad de almacenaje, el canapé abatible presenta ventajas que pueden corresponder a diferentes necesidades. Estas son sus especificaciones.

El canapé abatible: diferentes materiales para diferentes usos

En términos de estructura, encontramos principalmente dos tipos de canapés abatibles. En general están fabricados en madera maciza, luego a menudo tratada para aumentar la duración de vida del canapé. Aunque los modelos de madera tengan un obvio éxito por su aspecto estético, cabe destacar el hecho que la madera no está realmente adaptada a un uso a diario de la función del canapé. Abrirlo y cerrarlo de forma repetida puede tener consecuencias en la estructura del canapé y fragilizar la madera. No obstante, para garantizar una mayor resistencia, algunos modelos tienen una armadura de acero para reforzar la estructura de madera. Aunque el precio sea entonces superior, se trata de una verdadera inversión ya que la estructura, mucho más resistente, permitirá disfrutar de este tipo de modelos durante mucho más tiempo.

Encontramos además modelos totalmente fabricados en acero. Por su robustez, están más adaptados a un uso diario del espacio de almacenaje y acompañarán al consumidor durante muchos años. Además de ser más fuertes, estos modelos también ofrecen diversas posibilidades en cuanto a la decoración. Muchos modelos tienen una estructura acolchada que se puede cubrir con diversos revestimientos. Existen en tejido, en particular, o en materiales que imitan otras materias como la piel por ejemplo. El canapé abatible se puede personalizar y adaptarse  a cualquier tipo de decoración, lo que hace que sea una base ideal para integrarse en su habitación.

Una base y mucho más

El canapé abatible integra todos los elementos de una baseclásica. No se trata de un mueble acondicionado en base y cuyo confort podría dejar que desear, al contrario. Al ofrecer todas las posibilidades que las bases o somieres clásicos pueden presentar, el canapé abatible se distingue por su capacidad de almacenaje. Es una verdadera ventaja, y no una opción que perjudica la calidad general del producto. En general, encontramos láminas en la composición del canapé- Entonces se beneficia de una importante capacidad de ventilación, óptima para mantener la higiene del colchón y facilitar el confort del usuario.

Respecto a la capacidad de almacenaje, depende de la dimensión del canapé y de la altura del cajón de almacenamiento, en general incluida entre unos quince y unos treinta centímetros. En los modelos más grandes, la capacidad de almacenaje puede alcanzar hasta cerca de 700 litros. Gracias a este espacio importante, la compra de un canapé abatible puede en algunos casos sustituir una cómoda y servir de almacenaje específico para la ropa, ropa de casa, o guardar maletas.

Diferentes tecnologías para simplificar el uso del somier canapé

Aunque la compra del canapé abatible presenta de entrada muchas ventajas, principalmente en cuanto al ahorro de espacio y la practicidad, su uso además debe ser sencillo. Para ofrecer un confort de uso y facilitar una larga vida a este tipo de somieres, se utilizan varias tecnologías. Las más corrientes son los cilindros de gas y los cilindros hidráulicos. Permiten levantar fácilmente el canapé, incluso cuando éste último es relativamente pesado y soporta el colchón. Abrir el canapé no requiere entonces ningún esfuerzo por parte del usuario y permite acceder muy fácilmente al espacio de almacenaje gracias a su inclinación de aproximadamente 45 grados. También se puede ofrecer otro tipo de apertura. Se trata de la apertura horizontal del canapé. La encontramos con menor frecuencia, y se realiza mediante cilindros asistidos por un mecanismo de seguridad. Esta apertura presenta una cierta ventaja cuando se hace la cama o se cambian las sábanas, ya que permite el acceso de forma más cómoda a todos los lados de la cama.

En cuanto a los precios, los canapés abatibles se presentan en general a partir de 330 euros para los productos de gama de entrada. Para una gama superior, encontramos en particular el canapé abatible Bossflex Camdem con una altura de caja de almacenamiento de 29 centímetros. El precio de este somier oscila entre 330 y 900 euros en función de la dimensión elegida. Está disponible varios colores de madera, de polipiel y de diferentes texturas para que puedas elegir el que más te gusta