somier diseño

¿Cómo elegir su somier?

Sería un error pensar que el somier no es más que un accesorio de la cama: igual que el colchón, representa al contrario el elemento central de cualquier buena cama. Ya que éste contribuye en cerca de un tercio en el apoyo total que ofrece una cama, los dos tercios restantes proceden del propio colchón. Por ello los somieres se presentan, igual que los colchones, en múltiples versiones, algunos más adaptados que otros para problemas precisos. Para elegir bien en materia de somier, conviene pues examinar bien sus propias necesidades, observar más detalladamente sus diferentes características…

Los somieres clásicos: de láminas, tabla o de muelles

Estos tres tipos de somieres son los más corrientes, aunque el somier de láminas haya sustituido progresivamente el de tabla. El somier de muelles por su parte ofrece una duración de vida inferior que la de un somier de láminas, por ello la mayoría de las camas formadas por uno de éstos.

Somier tabla

Antaño muy utilizado, ha sido sustituido poco a poco por los somieres de láminas. No por nada, no dispone de una buena ventilación y ofrece una cama demasiado firme. En efecto, está formado por una tabla de madera perforada, lo que a falta de que sea cómoda, le ofrece al menos una robustez imbatible. Sin embargo, está muy desaconsejado para las personas que sufren problemas de espalda o sudores nocturnos.

Somier de muelles

Al contrario del somier de tabla, el somier de muelles ofrece un mullido incomparable. Los colchones de muelles, tienen estar formados por dos tipos de muelles: bicónicos o ensacados. Un somier de muelles bicónicos no ofrecerá sin embargo la misma independencia de la zona para dormir que la de un somier de muelles ensacados, y éste último se recomienda cuando una persona de la pareja tiene tendencia a moverse.

Somier de láminas

Existen en realidad dos tipos de somieres de láminas: con láminas fijas o láminas articuladas. Se deben privilegiar las últimas, aunque el somier de láminas fijas puede ofrecer un confort totalmente suficiente, aunque sin ninguna elasticidad. Las láminas articuladas al contrario permiten un mayor confort de cama, siguiendo la posición y los movimientos del cuerpo durante el sueño.

Los somieres sofisticados: de picos, eléctricos o tapizados

En general aconsejados para las personas que sufren dolores de espalda, los somieres de picos y los somieres eléctricos ofrecen al usuario un confort sin parangón y sobre todo adaptado a su propia morfología. Los somieres tapizados pueden por su parte estar formados por cualquier tecnología de somier, están simplemente cubiertos por tejido para ser más estéticos. Por ello conviene dedicar más tiempo a los dos primeros tipos de somieres.

Somier eléctrico

También llamado de “cabeza y pies elevables”, el somier eléctrico permite levantar una o varias partes de la cama mediante un simple mando a distancia. Ajustándolo a su propia morfología y a sus necesidades personales, el somier procura una sensación de bienestar y de relajación muscular ideal, facilitando en particular la respiración y la circulación sanguínea.

La marca Karlsson, seleccionada por Literie Concorde, especializada en los somieres de relajación eléctricos, y ofrece modelos indicados para las personas con frecuentes dolores relacionados con el sueño y la posición tumbada.

Somier de picos

El somier de picos es el somier fijo más móvil: su alta ventilación y su apoyo punto por punto hacen que sea un somier excelente para las personas que sufren dolores dorsales. Formado por picos flexibles y multidireccionales, se adapta a todos los movimientos del cuerpo y procura un confort incomparable.

Recuerda

  • Entre los somieres clásicos, el somier de láminas es el más corriente porque ofrece un buen confort, una buena ventilación y una larga duración de vida.
  • Respecto al somier de láminas fijas, el somier de láminas articuladas asegura un confort más flexible, que se adapta mejor a los movimientos del cuerpo.
  • Cubierto de tejido, el somier tapizado tiene la ventaja de aportar un verdadero toque estético y de diseño a una cama.
  • El somier eléctrico llamado de relajación garantiza un confort sin parangón en varias posiciones. Se recomienda para las personas que sufren importantes problemas de espalda.
  • El somier de picos también está indicado para las personas que sufren dolores dorsales porque procura un excelente apoyo punto por punto y adaptable.

Estos productos tal vez están hechos para usted: